Inicio > Antropología, Arqueología, De los Nombres de Cantabria (Diario Alerta) > Bellika… también estuvo en el Alto Ebro. Vender la historia piedra a piedra.

Bellika… también estuvo en el Alto Ebro. Vender la historia piedra a piedra.

22 marzo, 1998

Bellika… también estuvo en el Alto Ebro. Vender la historia piedra a piedra. (22-03-1998)

(El comercio esparce los sillares de la muralla que rodeaba a la antigua acrópolis cántabra, destruyendo los restos de la tradición).

Lo sé desde hace dos años, aunque no he querido precipitarme a la hora de divulgar mi descubrimiento. Muchísimos datos tienen que casar, muchas cosas tienen que confluir en un mismo lugar para que pueda alcanzarse la certeza plena respecto a la ubicación de cualquiera de las primeras ciudades de Iberia. Y no digamos ya si esa urbe es Bellika, a la sazón una de las primeras ciudades de Europa, creada por aquel remoto pueblo del que hoy somos descendientes todos los europeos y de una manera más directa, los cántabros, los vascos y los castellanos biellos.

Bellika = Belliga = Belgika son algunos de los nombres con que las fuentes históricas designan a esta ciudadela cántabra, emplazada en el corazón mismo de la Cordillera Cantábrica. En el Atlas de Ptolomeo aparece mencionada con el nombre de Vellika, pudiendo deducirse que aquella urbe fuera escenario de alguno de los grandes choques producidos entre cántabros y romanos.

Cuando las viejas fuentes históricas reconocen que Bellexia es el mas antiguo nombre documentado de Castilla, no hacen sino confirmar que la cuna de esta región se encuentra en aquella ciudad de Bellika = Belliza = Bellexia, que hoy, tras dos milenios de olvido, vuelve al fin a ver la luz. Ciudad que, por cierto, también prestaría su nombre a la urbe de Bellexia = Bielsa, epónimo del valle de Val de Ibielsa o Valdivielso. O a la diosa Ballis, venerada en ella y que es la misma que ha dado nombre, en Asturias, a la que se tiene como la más antigua cofradía documentada de toda España: la Ballaskida = Baleskida.

Sabemos por el Cronicón de idacio Thoromako que a los primitivos Bellaskones o Baskones se les conoció también con los nombres de Bassanotes y Kaskantes. De donde su gentilicio posterior de Gaskones. Pues bien, Baskonze, Baskones y Kaskanzia son tres de los topónimos que descubrimos en el entorno próximo de la ciudad de Ballaskilla = Bellika, poblada antaño por Bellexios o Castellanos y por los Vascos. Que –insisto en ello- eran exactamente los mismos.

La ciudad de Belliza = Bellaskia estuvo situada en las fuentes mismas del río Nela, en la imponente meseta que sirve de cumbre al monte conocido hoy como Otero Mayor o Peñas Gordas. Todo el entorno de Bellika aparece sembrado de enormes piedrones que, sin la menor duda, rodaron un día desde la cumbre de esta montaña… Se trata de bloques de piedra arenisca… Es obvio que toda esta piedra fue manufacturada por el hombre… afirmo que en Bellika existe una ciudad subterránea, excavada en buena medida por nuestros antepasados y que, previsiblemente, debe haberse conservado virgen y a salvo de los expolios sistemáticos a los que han estado sometidas todas nuestras viejas ciudades.

A %d blogueros les gusta esto: