Lo que faltaba sobre el Titanic.

19 abril, 1998

Lo que faltaba sobre el Titanic. (19-04-1998)

El calendario anda algo desorientado. Porque no concibo cómo en el pasado Domingo de Ramos pudo desfilar una banda interpretando la melodía tan jaranera y poco sacra como ¡Y viva España…! Y esto sucedía en la calle del centro de Santander en la que vivo… ¡En qué quedó la antigua solemnidad del Día de Ramos! De aquel el que no estrena el Domingo de Ramos no tiene manos, con la procesión en la que todos lucíamos nuestras galas y nuestras palmas y palmones, hemos pasado a la pachanga del ¡y todos cantan con ardor, y viva España!

El 25 se conmemora el hundimiento del Titanic. Estamos en Pascua y seguimos, pues, hablando de agua… Si las personas que bautizan los barcos supiesen algo de Mitología, no se habría producido la siniestra coincidencia que muy sucintamente paso a comentarles a ustedes. Porque sólo a un ignorante redomado o a un temerario se le podía ocurrir la barbaridad de darle a un barco el nombre de unos personajes –nuestros primeros ancestros de las fuentes del Ebro, los Tyrtanes o Titanesa los que cupo el infortunio de perecer ora ahogados ora asfixiados bajo el agua y el lodo. Destino que también les aguardaba a los hombres y mujeres que tuvieron el privilegio de viajar en el recién fletado Titanic.

A %d blogueros les gusta esto: