Las bragas, antiguas como el mundo.

3 mayo, 1998

Las bragas, antiguas como el mundo. (03-05-1998)

No se pierda de vista, así para empezar, que Canta-brigia es una de las formas antiguas del nombre de Cantabria, siendo Briga una viejísima denominación de nuestras ciudades.

Afirmar que el nombre de las bragas (o braguitas, como candorosamente las denominan hoy las mujeres) es genuinamente cántabro, resulta casi obvio a partir de cuanto antecede y del hecho de que exista entre nosotros un puerto de montaña que responde al nombre, nada casual, de Braguía

Todavía hoy nos referimos a esas partes pudendas como las vergüenzas… Y nótose cómo, si escribimos esta última palabra con b como es de rigor, nos encontramos literalmente con los nombres de las bragas o de Braganza… Las bragas escondían las bergüenzas, incluyéndose en ellas las bragadas o muslos interiores, el pene masculino o berga y, por supuesto, el birgo femenino. Nombre este referido en su origen a la bragina o vagina de la mujer. De donde, por cierto, el nombre de los vagidos… Por otra parte y como toda esta zona inferior del cuerpo humano se encuentra cubierta de vello, de ahí procede, por analogía, el nombre de los bigotes o birgotes masculinos, remedo de los que circundan el birgo o bragina de la mujer. ¡Todo en el hombre, hasta algo tan masculino como el bigote, se ha hecho a imagen y semejanza de la mujer! Y lo mismo cabría decir de las barbas

Las bragas se denominaron antes brabas. Y de ahí el que una persona bragada sea virtualmente lo mismo que una persona brava… Aquí se esconde una vez más la personalidad de la Diosa adorada por nuestros antepasados y de cuya bragina o birgo se reconocían hijos y descendientes. Braga, Briga, Praga, Fraga, Friga y un largísimo etcétera, han sido formas distintas del nombre de aquella divinidad femenina primigenia, madre supuesta de la Humanidad.

En otra ocasión me referiré a la diosa Abraga, recordada por los antiguos abregos o hebreos españoles en la palabra cabalística abracadabra, sinónimo de algo misterioso y maravilloso. Lo dicho, las bragas que nos abriguen

A %d blogueros les gusta esto: