¡Ojo con Peña Cabarga!

30 agosto, 1998

¡Ojo con Peña Cabarga! (30-08-1998)

El origen africano del ser humano es una tesis que, como vengo repitiendo desde hace catorce años, es el disparate más colosal que hayan alumbrado nunca los estudios históricos. Disparate construido exclusivamente sobre la evidencia del montón de huesos que ese continente ha conservado y entre los que éste es el momento en que no ha aparecido todavía ni uno sólo que pueda postularse como antepasado directo nuestro. Ni aparecerá jamás, con una antigüedad comparable a la de los millones de fósiles humanos que se descubrirán el día en que se excaven los fondos del antiguo Lago de Ebro. O de la Bahía de Santander. O del Estero de Santoña… O del mundo subterráneo de Ojo Guareña.

Los principales yacimientos del planeta relacionados con la especie homo sapiens se concentran entre Burgos y Cantabria: Atapuerca, Monte Castillo de Puente Biesgo, Hornos de la Peña, Juyo, Altamira, la mencionada Ojo Guareña y -¡atención!- el impresionante filón inexplorado de las entrañas de Peña Cabarga. Porque todo eso de que las minas de este macizo de la bahía de Santander son romanas o de una época no mucho más antigua, es una sandez inenarrable. Los hombres que horadaron Peña Cabarga, aprovechando las oquedades naturales de esta mole calcárea, vivieron hace decenas de miles de años… Cabarga > cavar, cobre, excavar, es-carbar… Y ahí está, por otra parte, ese conocido texto de Plinio que habla de un altísimo monte de la costa cántabra, preñado de metal. Amén de que los míticos Cabiros se dice que fueron inveterados buscadores de metales.

La población de la Calbarga era un importantísimo enclave sagrado… su verdadero valor radica en el santuario subterráneo que sin la más mínima duda existe en alguna impresionante gruta de las entrañas de esta montaña… Un aAltamira a lo grande… O sea que La Garma, Pendo y compañía, un chiste al lado de la sorpresa que nos reserva esta peña crucial.

A %d blogueros les gusta esto: