Cantabria fue una montaña.

13 diciembre, 1998

Cantabria fue una montaña. (13-12-1998)

Si consultan ustedes un diccionario de galés, se encontrarán con que el numeral ciento en esa lengua es la palabra cant. Y si recurren al euskera, verán que en este caso es eun, término sospechosamente afín al de la tierra de Eon o de La Atlántida. Y en las lenguas romances, en fin, nos decantamos por la forma ciento cuyo parentesco con santo es mucho más que una coincidencia…

¿Por qué se nos habla de las cien ciudades de Creta? ¿O de las cien puertas de Tebas? ¿O de las cien puertas de la Torre de Babel? ¿O de las cien fuentes del monte Tómaro?… ocultan la memoria de cien cavidades subterráneas importantes que se abrían en la primera montaña… Aquella Greta = Kreta en la que existía un impresionante laberinto subterráneo… que es el mismo al que también se conoció con los nombres de Troya y de Egipto

La clave de todo este asunto me la ofreció un autor antiguo, Diodoro de Sicilia, al decirnos que había cien puertas en Tebas, en cada una de las cuales vivían doscientos soldados. Lo que quiere decir que no se trataba de puertas sino de galerías subterráneas (pensar en edificios en la Prehistoria remota resultaría aberrante)… Tengo la certeza de que ese auténtico mundo subterráneo que han descubierto los espeleólogos de Edelweis en los Montes de Somo o de Burgos, forma parte del laberinto creado y habitado por la primera Humanidad…

A %d blogueros les gusta esto: