Cantabria, patrimonio de la humanidad.

22 agosto, 1999

Cantabria, patrimonio de la humanidad. (22-08-1999)

Patraña es, y monumental, todo el relleno religioso que se ha introducido en la idea del Paraíso, sin embargo la existencia real de éste sólo puede cuestionarse y desacreditarse desde una ignorancia monumental del pasado remoto del ser humano…

Otras regiones del planeta vienen enriqueciéndose desde antiguo al calor de su supuesta identificación con enclaves legendarios o sagrados y, sin embargo, jamás tuvieron nanda que ver con ellos. Y pienso en Palestina. O en la quimérica Tartesos de Andulacía. O en el también apócrifo monte Atlas del norte de  África. O en las Islas Afortunadas o de los Bienaventurados, que jamás fueron las Canarias. O en la no menos falaz cuna romana del Cristianismo. O en la Compostela gallega calco de la genuina Campastrella de Cantabria. La geografía universal está preñada de fraudes, de hechos históricos que se localizan en unos lugares cuando lo cierto es que sucedieron en otros muy distintos. Y todo porque mantener este tipo de farsas resulta la mar de rentable. Y que se lo digan, si no, al Gobierno de la Rioja, que compinchado con la Real Academia de la Lengua está consagrando como dogma la sandez de que la lengua castellana nació en San Millán de la Cogolla

Sonó mucho la palabra loco cuando en 1984 anuncíe que la Humanidad racional había tenido su cuna en el norte de España. Han pasado sólo 15 años y ya en este momento empiezan a ser comunes, en España y fuera de ella, titulares tales como España, centro mundial de la Antropología / Los orígenes ibéricos de la Humanidad (copia, por cierto, del título de un libro mío publicado en 1985) / El hombre moderno nació en el suroeste de Europa / Atapuerca, los primeros europeos / Los Bascos, la primera familia de Europa… y más… ¿Quién era el loco, pues, y quién el cuerdo?.

A %d blogueros les gusta esto: