El origen ibérico de la humanidad.

29 agosto, 1999

El origen ibérico de la humanidad. (29-08-1999)

El mundo universitario del que procedo… se escandalizó cuando hace ya quince años publiqué mi primer libro defendiendo la primogenitura histórica del norte de la Península Ibérica, en cuanto que cuna de la Humanidad racional y de la civilización… asunto que pasó a convertirse en una opción cada vez más plausible, a partir del momento en que tras los primeros hallazgos sensacionales en Atapuerca, el nombre de nuestro país empezó a sonar con fuerza en el panorama antropológico internacional…

En España no existe ni ha existido jamás una escuela de investigación histórica… sólo recopiladores. El nuestro es un país de cronistas, de amanuenses y de archiveros. De gentes que han realizado una meritoria labor de búsqueda y de transmisión de datos y de documentos de interés histórico… No es fácil que surjan historiadores brillantes en España, cuando no existen maestros que den la talla… buscarlos fuera

La investigación histórica químicamente pura va por delante de los hallazgos, no a su zaga como sucede entre nosotros. Se realiza un hallazgo por azar y después se elucubra sobre él hasta la saciedad…

Quiero señalar que hace ya diez años que vengo sosteniendo que los hombres hoy exhumados en Atapuerca no son nuestros antepasados directos sino ramas desgajadas del tronco principal de la Humanidad. Tronco que creció siempre entre las montañas de la Cordillera Cantábrica o Bindia y el litoral del antiguo Océano, hoy Mar Cantábrico. Así pues, vengo insistiendo en que los paleontólogos de Atapuerca deben dirigir sus pasos hacia determinados enclaves de Cantabria y del norte de Burgos en los que llegarán a descubrirse los primeros –gigantescos- seres humanos, antepasados directos nuestros cuya antigüedad se mide en millones de años

A %d blogueros les gusta esto: