Inicio > Arqueología, Confirmación R-M, Genética > El ROJO Y EL NEGRO… (TUTANKHAMON – IV -)

El ROJO Y EL NEGRO… (TUTANKHAMON – IV -)

10 septiembre, 2010

El ROJO Y EL NEGRO… (TUTANKHAMON – IV -)

(Blog ética&estética, Ribero-Meneses, 10 de septiembre de 2010)

La lectura de su último Introito (El silenciado origen IBÉRICO de TUTANKHAMON) me ha decidido a escribirle para compartir algo con usted que ignoro si ya conoce.

Ketzalkóatl era una divinidad mesoamericana cuyo nombre suele traducirse como “la Serpiente emplumada”, aunque lo interesante de la peculiar leyenda de esta divinidad, es que sea representada como un hombre BARBUDO y de piel BLANCA…, cuando la Ciencia sabe muy bien que es genéticamente imposible que un indígena precolombino tenga barba… y ese color de piel. Para los pueblos de habla náhuatl, Ketzalkóatl era venerado como su Dios Supremo, siendo representado escultóricamente con barba y con una especie de casco, al tiempo que se dice de él que era PELIRROJO y que había descendido de las estrellas para aportarle el Conocimiento a ese pueblo.

Sí, poseía una gran barba ROJA y se le representaba ataviado con una CRUZ en su torso. Algunos de los supremacistas nórdicos utilizaban estos datos como prueba de su remoto “dominio mundial”, producto de las navegaciones de los Vikingos… Un hecho que ya, de entrada, demuestra que aquel supuesto dominio no pudo ser tan antiguo como ellos lo presentaban…

La antigüedad hoy reconocida a la ciudad solar de Tiahuanakoy su pirámide “solar” (que tiene la misma planta que la Gran Pirámide de Keops), así como la de Puma Punku (que los mismos indígenas atribuían a gentes remotísimas, añadiendo que ya estaba tal como está cuando ellos llegaron a ella…), se están comenzando a poner en tela de juicio, del mismo modo que las de Egipto que, sin lugar a dudas, tienen la misma firma o bien fueron forjadas por una “mano hermana”. Este Ketzalkóatl PELIRROJO no es más que otra prueba más de la gran migración y expansión colonizadora de esos habitantes de la Europa occidental en tiempos remotísimos.

Cuando he leído este último introito he quedado fascinado, al hilo de cuanto comenta usted sobre las migraciones hacia el Norte, hacia el Este y hacia el Sur, de ese sustrato étnico primigenio, originario del Cantábrico. Tiene toda la lógica que los individuos pelirrojos, al emigrar hacia el Nordeste se tornaran rubios “blanquecinos” y que al dirigirse hacia el Sur (hacia el norte de África o en sus “merodeos” por el Mediterráneo…), se tornasen castaños o morenos.

Más allá de la pigmentación y de la Genética, los rasgos morfológicos craneales (la dolicocefalia) suponen una prueba irrefutable de que esos individuos comparten un sustrato común. Y ese rasgo craneal es propio de las cabezas de estirpe faraónica, amén de ser común a los habitantes del Occidente de Europa, tanto septentrionales como meridionales.

Otra cosa curiosa es ese sustrato “rojizo” que aún queda en individuos de pelo moreno del suroeste europeo y mediterráneo. Aún conservan barbas rojizas o ligeramente rojizas… y yo me incluyo entre ellos. Es algo muy curioso el que la barba de un individuo de aspecto “mediterráneo” sea algo rojiza y que su pelo nunca sea negro azabache (azulado), sino negro-rojizo…

(Blog ética&estética)

El artículo de Más Allá de la ciencia (El retrato de familia de Tutankamón , por Nacho Ares)

El reportaje de Discovery Channel (El ADN de Tutankamon)

Zahi Hawass, autoridad mundial en Egiptología, encabeza una investigación forense sin precedente sobre la vida del rey Tutankamón, misma que revela por primera vez la identidad de sus padres y abuelos, así como las verdaderas causas de su muerte y nuevos detalles sobre su reinado. Todo esto en EL ADN DE TUTANKAMÓN, un programa especial en dos partes que se estrenará por Discovery Channel en América Latina el domingo 28 de febrero y el lunes 1 de marzo, a las 21:00 (hora de Bogotá, Brasília, Buenos Aires y Ciudad de México); 21:30 (hora de Caracas) y 23:00 (hora de Santiago de Chile).

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: