Manifiesto: Euskera Patrimonio de la Humanidad

Euskera, Patrimonio de la Humanidad

En lo que constituye el mayor anacronismo y la mayor injusticia que en el orden cultural se produce hoy en el mundo, la lengua Euzkara o Euskera hablada por el pueblo Basko, constituye una total desconocida para la mayoría de los habitantes del planeta, a pesar de que todos ellos se expresan en lenguas que, a mayor o menor distancia, se hallan emparentadas con ella. Así lo han venido anunciando los estudios filológicos que se han desarrollado a lo largo del pasado siglo y así lo han confirmado, de manera rotunda, las propias conclusiones de la Biología Molecular.

Frases tales como Los Baskos son, sin duda, la población más autóctona de Europa o como Los Baskos son los únicos descendientes directos del hombre de Cro-Magnon y, por ende, los primeros humanos modernos que han habitado en Europa, se han hecho comunes desde hace una década en las conclusiones de todos los estudios genéticos que tratan de reconstruir el árbol genealógico de la Humanidad a partir del análisis del ADN. Y la fiabilidad de tales conclusiones se ve refrendada por el hecho de que tanto los estudios sobre el origen del Lenguaje como sobre el propio origen de la Nomenclatura Geográfica, hayan desembocado en la misma conclusión, avalada a la vez por el hecho de que la mayor densidad de yacimientos arqueológicos paleolíticos descubiertos en el mundo, se concentre en los sectores central y oriental del Litoral Cantábrico en donde tiene su solar el pueblo Basko. De todo lo cual se desprende que si los cromagnones son nuestros únicos antepasados directos conocidos y los Baskos han resultado ser sus más próximos descendientes, de ello se infiere que el pueblo Euskaldún es el más viejo de la Tierra.

Al hilo de cuanto antecede y si en 1995 la revista National Geographic presentaba al pueblo Basko, en grandes titulares, como La primera familia de Europa, a finales del año 2002 la revista Sientific American y todas sus filiales distribuidas por medio mundo, dieron amplia difusión universal a los resultados de sendas investigaciones genética y filológica llevadas a cabo por científicos europeos, que vinieron a confirmar las tesis vigentes desde el año 1984 en relación con la filiación cantábrica de todos los habitantes de Europa. Y más recientemente -Septiembre 2006– científicos de la Universidad de Oxford han llegado a la conclusión de que todos los habitantes de las Islas Británicas son originarios de las costas cantábricas.

Dada la magnitud de todo este asunto y la trascendencia que en el orden cultural entraña para todos los pobladores del globo, parece llegado el momento de que la Organización de las Naciones Unidas, a través de su filial para asuntos culturales de la UNESCO, tome cartas en el asunto y sin condicionar su iniciativa a la petición de Gobierno nacional alguno, incoe el expediente que deberá desembocar en el reconocimiento de la lengua Euskera o Baska como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Una vez probada la primogenitura de la lengua Baska sobre todas las lenguas del planeta y demostrado, por lo tanto, que dicha lengua constituye el más remoto y valioso Patrimonio Cultural de la Humanidad, resulta absurdo e inadmisible que la Comunidad Internacional a la que la UNESCO representa, por desconocer este hecho, no adopte las medidas que hacen al caso para, por una parte, proteger a dicha lengua y, por otra, promover toda suerte de estudios e investigaciones sobre ella. Estudios de los que, por mor de la relación que existe entre la lengua Baska y todas las lenguas habladas hoy en el mundo, habrán de derivarse descubrimientos de toda índole, en relación con la génesis de todos los pueblos del orbe y con los albores de la aventura intelectual humana. Con todo cuanto ello entraña en orden al enriquecimiento cultural de la Humanidad.

Resulta demencial que sigan estudiándose por doquier dos lenguas como la Latina y la Griega, cuando la verdadera lengua madre de la Humanidad permanece en el olvido. ¿Qué sentido tiene difundir dos lenguas muertas como la Latina y la Griega, cuando la lengua de la que ambas se han derivado, el Euskera, a diferencia de sus hijas, no sólo permanece viva sino que conserva toda su vigencia y su multimilenaria vitalidad? Así mismo, resulta deplorable que cuestiones de naturaleza política hayan interferido en el aprecio y en la valoración de una lengua como la Baska, que constituye un tesoro para toda la Humanidad y que causará el asombro general el día en que se empiece a conocer todo el caudal de información que contiene en relación con los orígenes de la cultura no ya occidental sino universal.

Jorge Mª Ribero-Meneses

Nota:

Si quieres contribuir, decisivamente, a que la lengua Baska obtenga la declaración como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, negada hasta ahora por razones políticas y de pura y simple ignorancia, une tu firma a estas líneas y contribuye a su difusión distribuyendo copias de este Manifiesto en tu ámbito familiar y de relación social. Recibe nuestra gratitud, en nombre de la ciencia, de la cultura y de la verdad.

Contacto y envíos a la página oficial de la campaña: www.euskararenjatorria.eu

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: