Archivo

Posts Tagged ‘Ciruela’

Arqueólogos hallan bodega de frutas de 3.000 años de antigüedad

22 noviembre, 2010 Los comentarios están cerrados

Arqueólogos hallan bodega de frutas de 3.000 años de antigüedad. (22/11/2010)

Contenía melones, albaricoques y ciruelas, así como semillas de mijo y cesped.

Fuente: spanish.peopledaily.com.cn

Arqueólogos chinos han descubierto una bodega de frutas que contiene semillas de melón y albaricoque en buen estado de conservación, si bien su antigüedad ha sido calculada en más de 3.000 años, en la provincia noroccidental china de Shaanxi. 

El pequeño depósito es un hoyo rectangular de unos 105 centímetros de largo, 80 de ancho y 205 de profundidad, dijo Sun Zhouyong, investigador del Instituto Provincial de Arqueología de Shaanxi.

Sun y sus colegas hallaron el pozo en 2002, unos 70 centímetros debajo del sitio Zhouyuan, las ruinas de la dinastía Zhou del Oeste (1046 – 771 a.C.), a 100 kilómetros de Xi’an. Después de ocho años de investigaciones, los expertos concluyeron que era una bodega para la conservación de frutas para los aristócratas.

En cada una de las esquinas del pozo, Sun y sus colegas encontraron un agujero redondo. “Asumimos que el hoyo tenía algo así como una cubierta fijada en los cuatro agujeros, la cual se desintegró con el paso del tiempo”, sostuvo.

Dentro de la bodega los investigadores pudieron ver a simple vista varios montículos de nueces y semillas.

“Las separamos cuidadosamente, y establecimos que hay alrededor de 500 nueces de albaricoque, 108 de las cuales aún tienen la pulpa, por lo menos 150 semillas de melón y diez semillas de ciruela”, precisó Sun.

Los expertos también encontraron semillas de mijo y césped.

“La mayor parte de las semillas estaban intactas, y muy pocas estaban carbonizadas”, dijo Sun, quien añadió: “El estado de conservación es tal que los científicos que llevaron a cabo análisis de laboratorio inicialmente sospecharon que habían sido guardadas por roedores en épocas mucho más recientes”.

El explorador y sus colegas enviaron el año pasado tres nueces de albaricoque a la firma especializada Beta Analytic, en Florida (Estados Unidos), para someterlas a la prueba del carbono 14, a fin de determinar su edad real.

“Los resultados indicaron que tienen cerca de 3.000 años de antigüedad, es decir que datan de un período entre los años 1380 y 1120 antes de Cristo”, dijo Sun, y agregó que “al parecer, los frutos fueron almacenados en un ambiente ácido y seco, por lo que la deshidratación fue muy lenta y las nueces no se carbonizaron, incluso después de tantos siglos”.

Los arqueólogos siempre han creído que Zhouyuan, donde fue descubierta la bodega, era la zona donde habitaba el duque Danfu, uno de los primeros líderes del clan Zhou. La región ha sido reconocida como la cuna de la dinastía Zhou del Oeste, uno de los primeros períodos de la historia escrita de China.

“Presumiblemente, los aristócratas almacenaron frutas en su bodega familiar”, especuló Sun, y añadió que la despensa, con cerca de 1,7 metros cúbicos de espacio útil, puede almacenar hasta 100 kilos de frutas.

El Libro de los Ritos, un libro de historia china compilado en la dinastía Han del Oeste (202 a.C. – 9 a.D.), señala que los melones, albaricoques, ciruelas y duraznos hacían parte de las 31 categorías de alimentos preferidas por los aristócratas de la época. El texto indica, además, que la gente de la dinastía Zhou también había aprendido a cultivar árboles frutales en sus huertos.

Un poema en el “Libro de los Cantos”, una colección de poesía que va desde la dinastía Zhou del Oeste (siglo XI – 771 a.C.) hasta el Período de Primavera y Otoño (770 a 475 a.C.), dice que en el verano los alimentos guardados en “ling yin” – es decir, lugares frescos – se mantendrán frescos durante tres días.

Antes del descubrimiento de esta bodega, arqueólogos de Shaanxi habían hallado una primitiva “nevera”, que se remonta a por lo menos 2.000 años atrás, en las ruinas de una residencia imperial temporal de la dinastía Qin (221 – 207 a.C.).

La “nevera”, de forma cilíndrica, tiene 1,1 metros de diámetro y 1,6 de altura, y fue descubierta a unos tres metros de profundidad, justo debajo de la residencia.(Xinhua)